Skip to content

Culpa o miedo: le haré daño o me harán daño

¿Te revuelcas en culpa a través de este tipo de expresiones?. ¿Te frena el miedo a que algo de esto suceda?. Todo se basa en la falsa creencia de que puedes dañar o ser dañado.
Nadie te puede dañar ni tú puedes dañar a nadie. Solo uno mismo puede hacerse daño cuando ancla su felicidad a sus expectativas acerca de cómo deben comportarse otras personas o cómo deben ser las cosas.


Sé que este tipo de reflexiones pueden enfadar. En un primer momento surge una fuerte resistencia a tomar responsabilidad de la propia vida. Ojo, también he observado que algunas personas se amparan en esto para tratar de forma cínica a los demás.
Pero si el mensaje es comprendido, clarifica, permite saber aquello que te corresponde y aquello que no. ¿Vas a permitir seguir amargándote con los constantes cambios de las personas, sucesos y momentos de tu vida?. ¿Te corresponde culparte y hacerte cargo del dolor que otro siente por lo que esperaba de ti?.


Rara vez la vida coincidirá exactamente con lo que teníamos pensado. Lo que está fuera por más que quiera no está bajo mi control. Entonces puedes elegir: negarte, luchar y enfadarte o ceder y sentir paz.
Elegimos hacernos daño cuando esperamos que las personas y cosas se comporten como creemos que debe ser.


Para muchos esto sucede de forma muy inconsciente y en ese letargo, es muy común que esta reflexión enfade a más de uno, convencido de que son los demás, lo externo, los que han generado su dolor.
Nadie dijo que tomar responsabilidad de nuestra vida fuera fácil pero sin duda es liberador y empodera. El que se enfurruña es el niño interior que quiere las cosas tal y como las desea.


Si sientes que alguien te ha hecho daño por supuesto abraza tu dolor, porque no quiere decir que debas ignorar tus sentimientos. Pero ábrete a observar cual es esa expectativa con la que te estás haciendo sufrir.
Se consciente de que, del mismo modo que te generas sufrimiento, también tienes la oportunidad de soltar y recuperar tu bienestar.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend